• Tel: 0800-222-7272
  • cis@paranaseguros.com.ar
Estamos conectados:

Valin: “Las inspecciones son presenciales en la mayoría de los siniestros”

 

 

Todo Riesgo conversó con Diego Valin, subgerente de Siniestros de Paraná Seguros, sobre la operatoria de la compañía en materia de gestión de siniestros durante el aislamiento.

En primer término, el directivo señaló que ofrecen varias alternativas para que el asegurado realice su denuncia del siniestro. “Pueden gestionarla a través de su productor asesor, quien la carga directamente en nuestra plataforma. También tienen la opción de ingresar a www.paranaseguros.com.ar, donde se descarga el formulario y se envía por e-mail. Además contamos con nuestro Centro Integral de Servicios (CIS) para atenderlos y guiarlos telefónicamente en el 0800-222-7272. En todo lo que respecta a información, el asegurado puede obtenerla de manera sencilla al utilizar redes sociales, como Instagram y Facebook, donde un equipo de profesionales responde las consultas al instante”, explicó Valin.

Respecto de los pagos, el ejecutivo de Paraná Seguros precisó que “al principio de la cuarentena tuvimos que realizar adaptaciones para poder operar con eficiencia en la nueva situación. Por esa razón se extendieron los plazos unos días más hasta que pudimos actualizar los datos para emitir los pagos por CBU. Hoy tenemos la posibilidad de abonar como lo veníamos haciendo antes de la pandemia”.

Asimismo, Valin comentó que las inspecciones son presenciales en la mayoría de los siniestros. “Utilizamos nuestra red de peritos y, en el caso de algún impedimento, lo hacemos de forma remota”, puntualizó.

 

Siniestros y fraude

Consultado sobre el fraude durante la cuarentena, el directivo manifestó que en las primeras semanas de aislamiento prácticamente no detectaron fraudes. “Sin embargo, a medida que se fueron agregando actividades, los siniestros fueron aumentando y con ellos, lamentablemente, el fraude empezó a crecer en lo referido al autorrobo de ruedas, a la magnificación de los daños y a la alteración de circunstancias”, reconoció.

Valin también comentó que “la principal dificultad que generó el aislamiento en el marco de la atención de siniestros de automotores se dio en las primeras semanas cuando los peritos y los verificadores no estaban habilitados para circular. Esta circunstancia demoró las resoluciones. El problema se fue corrigiendo cuando se dictó la excepción de esa actividad, la cual es esencial para el dictamen de los casos. También se generaron algunos problemas debido al cierre de los Registros de la Propiedad Automotor. Esto impidió al asegurado terminar con los trámites de las bajas de las unidades. Sin embargo, en la compañía estamos muy conformes en cuanto a la atención a nuestros asegurados porque logramos no sólo mantenerla, sino mejorarla”.

El directivo concluyó en este sentido que “demostramos una alta capacidad para rápidas y complejas adaptaciones debido al compromiso de nuestra red de productores y también por las redes sociales. En ese ámbito, las consultas se incrementaron exponencialmente. A pesar de ello, pudimos dar respuesta creando rápidamente equipos, aplicando tecnología y con la condición esencial que es la predisposición de todos nuestros colaboradores”.

 

Fuente: http://www.todoriesgo.com.ar/