• Tel: 0800-222-7272
  • cis@paranaseguros.com.ar
Estamos conectados:

Del conductor de camiones al automovilista: consejos para evitar accidentes

 

Una iniciativa de Volvo Trucks Argentina le recomienda que hacer a los conductores de autos cuando un camión va a girar en una esquina.

 

a interacción de autos y camiones en rutas y calles puede ser más segura. Por eso, desde Volvo Trucks Argentina surgió esta iniciativa: un instructor de manejo de camiones aporta estas recomendaciones directamente dirigidas a los automovilistas.

En ciudad, el mayor porcentaje de choques entre camiones y autos se da por la maniobra de giro en las esquinas. Con 18 metros de largo, cuando un camión empieza a girar tiene que ir abriéndose durante el giro y es frecuente que, ante esta maniobra, un auto decida avanzar en el espacio que el camión deja en su giro, y el camión pueda chocarlo. Porque en un momento del giro se produce un punto ciego, en el que el chofer no ve por el espejo y por más que el auto toque bocina, desde el interior de la cabina no se escucha.

 

También hay pensar en el largo y la capacidad de reacción de un camión cuando este pone luz de giro para cambiar de carril. Lo recomendable es darle prioridad para que no frene de golpe, tener paciencia, quedarse detrás del camión y dejarlo terminar la maniobra antes que adelantarse, corriendo un riesgo por ganar pocos segundos.

En ruta, para un sobrepaso, es importante leer las señales del camión: allí se aclara su largo total, su velocidad máxima y si lleva cargas peligrosas. En camiones con semirremolques especiales se aclara “peligro de sobrepaso”. Si el auto lo sobrepasa y, al ver alguien de frente, se mete de golpe delante del camión, es probable que se produzca un accidente.

 

Hay que saber que las luces de giro del camión son sólo para indicar que va a doblar o cambiar de carril. Aunque algunos camioneros con estas luces quieran indicar que el auto puede sobrepasarlo, el automovilista no debe hacer caso de esta señal. Solo se puede adelantar cuando se tiene suficiente visibilidad y se puede juzgar por uno mismo la conveniencia de hacerlo.

Siempre hay que guardar una distancia de seguridad que permita frenar o maniobrar. La mejor manera de calcular la distancia segura es relacionándola con el tiempo. Mirando una referencia fija al costado del camino, debe mantenerse una distancia mínima de 2 segundos con el vehículo que va adelante y de 3 o más cuando se circula en condiciones especiales: pavimento mojado, visibilidad reducida, o si se circula detrás de un vehículo de gran porte (camión o micro). 

 

Con lluvia, al sobrepasar a un camión, se debe tener en cuenta que el spray que levanta el camión dificulta la visibilidad. Mientras que en condiciones de niebla, lo mejor es no conducir, ya que la visibilidad y la adherencia de los neumáticos se ve afectada. Ahora, si en la mitad de un viaje surgen bancos de niebla, es importante disminuir la velocidad, evitar detenerse en la calzada, encender las luces antiniebla, y si la niebla es muy espesa, buscar un lugar seguro a 4 o 5 metros de la cinta asfáltica, y esperar hasta que la niebla se disipe. Detenerse solo es prudente si se encuentra un lugar seguro. Por otro lado, es conveniente no sobrepasar un camión con neblina. Al contrario, si un camión va adelante es una ventaja, porque tiene más visibilidad. 

En caminos de montaña, la prioridad de paso es del vehículo que asciende, pero hay que tener en cuenta que un camión cargado que está bajando, con la aceleración de la inercia, puede tener dificultades para reducir la velocidad y maniobrar. Por último, se debe respetar la prioridad en las rotondas: siempre es para quien circula por ella, más aún cuando el que lo hace es un camión.

 

Fuente: www.losandes.com.ar