• Tel: 0800-222-7272
  • cis@paranaseguros.com.ar
Estamos conectados:

Autos por hora o día desde el celular

La economía colaborativa arrancó con la movilidad. En Argentina desde las automotrices hasta las compañías de alquiler de vehículos están ofreciendo opciones para que, desde el teléfono móvil, se puedan contratar automóviles para uso privado por hora, día o minuto.

 

Existe un término nuevo que es el de la economía colaborativa. Se trata de una nueva forma de intercambiar bienes y servicios en el que predomina el consumo compartido. Airbnb, la plataforma para poder poner tu casa o habitación en alquiler, es uno de los principales ejemplos de esta tendencia.

Los estudiosos de la economía y la tecnología aseguran que las nuevas generaciones tendrán un concepto completamente distinto de la adquisición de bienes y servicios y, por lo tanto, de la propiedad. A pesar de que este concepto parece ser demasiado futurista, ya existen algunos servicios en la Argentina que empiezan a funcionar bajo este modelo. El caso más destacado es el del car-sharing-compartir automóviles-, una tendencia que empieza a ser una realidad de la mano de la tecnología.

A nivel mundial, P&S Intelligence afirma que el mercado de car-sharing moverá unos us$ 10.846 millones para 2015, con una tasa de crecimiento compuesta anual del 11% en los próximos cinco años. Frost & Sullivan, en tanto, estima que la flota de vehículos de car-sharing se expandirá de 112 mil vehículos en 2015 a más de 427 mil en 2025 alrededor del globo. Y mientras que 7 millones de personas utilizaban el servicio en 2015, en 2025 subirá a 35 millones en todo el mundo.

La flota circulante en la Argentina o parque “vivo” al cierre del año 2017 estaba compuesto por un total de 13.302.670 vehículos (incluyendo automóviles, comerciales livianos y pesados), mientras que a fines de 2018 fue de 13.950.048 vehículos, representando una suba del 4,9% con relación al año anterior, de acuerdo con cifras de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC). El 85,2% de la flota corresponde a automóviles.

EL CAMBIO. Las cifras muestran un crecimiento en el último año, pero esta tendencia puede estar empezando a cambiar. En la Argentina existen al menos tres opciones para alquilar autos por minuto, hora o día. En todos los casos el proceso se hace íntegramente a través del celular y los autos se retiran en estacionamientos distribuidos a lo largo de la ciudad. El enfoque es poder hacer uso del auto todo el tiempo que se necesite y dejarlo en el estacionamiento al finalizar el alquiler. ¿La entrega de las llaves? No hace falta que sea presencial. El vehículo se puede desbloquear y abrir también desde el celular.

El servicio lo ofrecen desde compañías especializadas en el alquiler de automóviles para el mercado privado hasta las propias automotrices. Es un negocio incipiente, pero que tiene gran potencialidad de desarrollo, especialmente en las grandes ciudades con PBI alto y medio. Estas ciudades son las que, además, tienen una mayor concentración de autos particulares. Siguiendo las cifras de AFAC, el 47,3% de la flota se encuentra concentrada en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires, seguida por Córdoba, Santa Fe y Mendoza, que en conjunto suman el 23,8% de los vehículos en circulación.

“En Buenos Aires seda todo en un contexto que invita a compartir: ya se están compartiendo las bicicletas, el espacio de trabajo o incluso la movilidad”, señala Mariano Segarra quien es CEO y fundador de Awto Argentina, una compañía que se lanzó con el objetivo de desarrollar el car-sharing en la Argentina. La compañía inició con 20 automóviles entre compactos (Nissan March) y medianos (Nissan Kicks) y en la actualidad cuenta con 37 vehículos. Además, añadieron nuevos segmentos como el utilitario con la Renault Kangoo o Pick Up, con una oferta de 4×4. “La idea es que un mismo usuario tiene distintos usos de vehículo durante una semana o un mes. Quizás utiliza un auto compacto para su semana pero requiere de un vehículo más grande para moverse con su familia o hacer una mudanza”, explica. En ese sentido, una misma persona puede hacer uso de uno o más vehículos, pagando sólo por el consumo que realiza.

Un concepto similar tienen en MyKeego, una compañía que nació luego de varios años ofreciendo alquiler de automóviles en la zona norte de Buenos Aires. “Todo surge de la idea de modernizar el alquiler de autos, agregándole tecnología y flexibilizándolo. Las personas venían una o dos veces por semana a alquilar autos y cada vez que venía era un trámite. Eran fotocopias, firmas, límites de horarios, todas cosas que quedaron antiguas en cuanto al alquiler de automóviles”, explica Rodrigo Pérez Terra, uno de los fundadores de MyKeego. La compañía cuenta con 32 automóviles de diversos modelos, que van desde Renault Sandero y Ford Ka hasta Renault Kangoo. “Estamos en un proceso de expansión y esperamos contar con 15 automóviles más a fin de año”.

La tendencia parece irreversible y los fabricantes ya empezaron también a reconvertirse para poder sumarse al car-sharing. “Nuevas tendencias mundiales indican que muchas personas ya no desean ser dueños de un auto y prefieren el uso compartido de vehículos, o vehículos que puedan usar cuando quieran y por el tiempo que quieran”, subraya Diego Prado, director de Asuntos Corporativos para Toyota en la Argentina.

La fábrica de automóviles lanzó una plataforma de servicios de movilidad pionera en la industria automotriz del país, ofreciendo toda su línea de vehículos en alquiler por hora o día. A través de su aplicación móvil, la compañía permite reservar vehículos de acuerdo a las necesidades del usuario, añadir accesorios especiales y retirarlos en las Estaciones Mobility disponibles en todo el país. Adicionalmente, Toyota Mobility Services cuenta con un sistema que permite monitorear el estado del vehículo en tiempo real y dar aviso en caso de colisión, inconvenientes del motor, batería baja, acarreo y/o desconexión del dispositivo. “Ante cualquiera de estas eventualidades, el equipo de Toyota Mobility Services se contactará proactivamente con el conductor para brindarle asistencia”, afirma Prado.

La tendencia al uso compartido de automóviles se enmarca en una baja en la tasa de crecimiento de la venta de vehículos y un movimiento de las grandes ciudades a alternativas de movilidad alternativas como bicicletas, transporte público o monopatines eléctricos. Las restricciones de circulación en las zonas céntricas, además, hacen que los usuarios dejen de utilizar los automóviles y los reemplacen por otras alternativas más sustentables. De acuerdo con datos de Awto, un auto particular se utiliza, aproximadamente, un 4% del tiempo, por lo que, en general, se trata de vehículos que se encuentran 23 horas por día parados. Las automotrices ya entendieron el mensaje y buscan añadir a su oferta de automóviles la posibilidad de brindar servicios de movilidad. “Entendiendo el cambio en las tendencias y hábitos de la sociedad, Toyota considera que el rol de fabricante y comercializador de vehículos debe virar hacia una compañía de soluciones de movilidad”, concluye Prado.

EN CRECIMIENTO. El car-sharing es en la Argentina todavía incipiente y, en esta primera etapa, está concentrado en algunas zonas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y su Área Metropolitana. MyKeego, por ejemplo, tiene 30 puntos para recolectar y devolver los vehículos distribuidos en Nordelta, San Isidro, Palermo Soho, Palermo Hollywood, Colegiales, Cañitas, Núñez y Aeroparque. El 91% de las cocheras con las que trabajan son 24 horas, aseguran.

Awto, en tanto, cuenta con 35 puntos variados entre estacionamientos privados, supermercados, shoppings, universidades y aeropuertos distribuidos en el 95% de los casos dentro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires mientras que, unos pocos, se encuentran en la Zona Norte del Gran Buenos Aires.

Toyota, en tanto, es el que tiene mayor distribución geográfica, gracias a que se apoya en su red de concesionarios en las provincias de Buenos Aires (CABA, GBA y Mar del Plata), Córdoba, Río Negro (Bariloche), Salta, Tucumán y Mendoza.

En todos los casos, la idea es expandirse. “Nuestro foco hasta fin de año es la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y queremos el año que viene expandirnos a otras provincias. Ir a Córdoba, Mendoza y Rosario. Estamos también con planes a expansión a nivel Latinoamérica”, apunta Pérez Terra. Desde Awto, Segarra señala que en lo que queda del año seguirán intentando expandirse en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires. “A partir del año que viene vamos a estar analizando otras provincias”, afirma.

El sistema de car-sharing no sólo aprovecha la tecnología para hacer más flexible y transparente la contratación de vehículos -MyKeego, por ejemplo, asegura que puede determinar el porcentaje exacto de combustible con el que se entrega y se devuelve un vehículo-, sino que también abre un mundo de posibilidades y nuevos negocios.

La mayor cantidad de usuarios de este tipo de sistemas son locales, habitantes de grandes ciudades. Se trata de un público privado, que utiliza el automóvil de forma esporádica y que prefiere alquilar un vehículo en el momento que lo necesita en vez de tener que estar pagando los gastos mensuales de cochera, seguro y mantenimiento. Es un público que utiliza el automóvil para ocio, fundamentalmente los fines de semana.

“Estamos creciendo más rápido de lo que creíamos”, señala Pérez Terra de MyKeego. Segarra, en tanto, afirma que la compañía ya cuenta con 6.000 usuarios registrados, los cuales 1.000 han probado el servicio y han hecho cerca de 3.000 viajes.

Si bien no es un servicio pensado para el turismo -que, generalmente, busca tener el servicio de alquiler de vehículos contratado con anterioridadal viaje-, Awto observa que existe interés de los turistas nacionales, que llegan a Buenos Aires y pueden retirar el vehículo directamente en los aeropuertos de Aeroparque y Ezeiza. También apuntan a empresas que tienen distintas necesidades de movilidad y hoy se manejan con automóviles particulares o taxis. “Pensamos que pueden utilizar estos automóviles como una solución más de movilidad”, señala Segarra.

Awto, además, tiene en mente ser la opción que elijan las aseguradoras para ofrecerle a sus clientes un servicio adicional en caso de siniestros. “Estamos empezando a trabajar con empresas de seguro ofreciendo el auto como un sustituto cuando un asegurado tiene un siniestro. Queremos cubrir esas primeras 24 o 48 horas después del siniestro puedan estar cubiertas por Awto”, explica Segarra. Si bien todavía no está el acuerdo firmado, la compañía asegura tener bastante avanzadas las conversaciones con una de las aseguradoras que operan en el país. “Esperamos poder comunicarlo en los próximos meses”, añade.

Fuente: Leticia Pautasio / www.revistaestrategas.com.ar/